Evita sorpresas planea tu viaje con tiempo

Esta fue una experiencia que pudo llegar a ser muy desagradable, por ello se las comparto para evitar este tipo de situaciones prevenibles, cuando se es joven y sin tanta experiencia se comenten tantos errores ya sea por falta de información o por que se nos hace fácil decidir sin pensar en las consecuencias, esta es una característica típica de la misma juventud, les cuento que hace algunos años atrás mi hermana mayor en ese momento tenía la edad de 18 años ya contaba con un trabajo muy bien remunerado y son sus ahorros se enteró de que en su trabajo estaban organizando una excursión,  ese plan le encanto ya que ella ya tenía las posibilidades de pagarlo e incluso invitarme a viajar con ella.

Este viaje empezó el día 25 de diciembre y regresábamos el 31 viajando en autobús, hicimos una parada en San Juan de los Lagos, llegamos de noche a la Catedral de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, debo mencionar que la vista era magnífica e impresionante tiene una hermosa fachada de cantera rosa, con estilo barroco cuenta con muebles tallados en madera y bellísimos vitrales que dejan ver el buen gusto en su diseño.

También nos detuvimos en Tequila, Jalisco vimos lugares que nos aconsejaron no nos podíamos perder, como el tren que hace un recorrido por una fábrica y a su vez este incluye una cata a bordo del ferrocarril. Recorrimos a pie las calles del centro pues en ellas hay una gran cantidad de tiendas donde encontramos y compramos productos de este líquido, desde dulces elaborado a base de este ingrediente hasta recuerdos, así como también existen una extensa diversidad en las bebidas ya sea de marca o artesanales,  un señor nos dijo: -¡aguas! porque en cada local al que entren les darán una probadita de la variedad de esta bebida no se vayan a marear.- También nos dijeron de ir a conocer los antiguos lavaderos o el Museo del Tequila o el Museo de los Abuelos pero la verdad si nos mareamos un poco y ya no fuimos.

En Guadalajara estuvimos en el centro histórico visitamos la Catedral siendo este uno de los lugares más simbólicos y atractivo por sus torres altas y diseño gótico, esta construcción a su vez se encuentra rodeada por cuatro plazas como la plaza liberación, la de las armas, la plaza Guadalajara y la rotonda de los Jaliscienses ilustres recorrido que pudimos haber hecho a bordo de una calandria carruaje tradicional. Y luego decidimos entrar al mercado libertad en donde los suculentos platillos con sus delicados aromas y sabores te seducen.

Y bueno al fin llegamos al hermoso puerto después de un recorrido largo pues obviamente a disfrutar del mar, la brisa, el clima cálido y de uno que otro baile en algún antro pero primero lo primero a hospedarse; debido a nuestra falta de madurez y de información jamás hicimos reservación en ningún hotel y por lógica fue imposible conseguir un lugar en donde alojarnos afortunadamente a bordo del autobús hicimos amistad con una familia conformada por la abuela, el matrimonio, dos jóvenes y una chica, el matrimonio al darse cuenta de nuestra situación muy amablemente nos ofrecieron compartir la habitación con la abuela y su hija, honestamente de no haber sido por la gentileza de estas personas no sé qué hubiéramos hecho mi hermana y yo.

El motivo por el cual les relato esta odisea es porque no debemos de dejar todo a la ultima hora ya que lo que tendría que ser muy padre y recordar maravillosamente puede llegar a ser un gran desastre y arruinar la aventura y todo por no haber reservado alguno de los vuelos a Puerto Vallarta, de manera que les recomiendo planear bien e informarse de un buen hotel y reservar con tiempo de anticipación.

Al final gracias a la bondad de esa familia el viaje a la playa fue muy divertido la pasamos de maravilla compartiendo con ellos, comimos rico en el mar, pasamos unos días inolvidables y la diversión nunca nos faltó en Vallarta fueron indescriptibles los días que estuvimos por allá pero es necesario recordar que aprendimos la lección de una manera no muy grata.